Go to Top

Cómo hacer caldo de pollo casero de manera fácil y rápida

caldo de pollo chicken-stock-2I9A1963.jpg chicken-stock-2I9A1960.jpg

Chicken stock - Caldo de pollo - Because blogTiempo total aproximado de preparación, 1h 15′. Tiempo activo, 15′. ¿En serio tengo que convencerte más?, ¿en invierno? ¿No te vale con imaginarte las sopitas ricas que te vas a preparar con caldo de pollo casero? Bueno, no te preocupes, que voy a intentarlo hasta conseguirlo…creeme, merecerá la pena.

Sé que el tema caldos, es un poco como el tema mermeladas… algo controvertido, porque hay mil y un versiones que aseguran ser la mejor, la verdadera, la original, que no es caldo si no lleva tal, que si lleva cual se llama no sé cómo…etc… No soy muy dada a meterme en esas afirmaciones categóricas, supongo que simplemente porque me gusta no pensar que ya lo sé todo y cualquier sugerencia o cambio suelo, al menos, analizarlo, si no probarlo e incluso adoptarlo…

La cocina es una disciplina en constante evolución y eso me gusta, me engancha. Simplemente os diré, que la receta que os propongo de caldo de pollo funciona, saca un caldo delicioso y muy versátil. Es una receta de base, simple y muy sabrosa. Y si eres de los “no practicantes” con el caldo, desde luego es la receta ideal para que comiences a serlo 🙂

Chicken stock - Caldo de pollo - Because blog
caldo de pollo chicken-stock-2I9A1963.jpg chicken-stock-2I9A1960.jpg

A continuación, os cuento cuáles son para mi las claves de cómo hacer caldo de pollo casero de manera fácil y rápida:

Utilizar pocos ingredientes y condimentos.

Se trata de una receta base, si luego quieres utilizarla para una sopa, un arroz o cualquier otra preparación, ese será el momento de condimentarlo más acorde con la receta…dándole un toque thai, añadiendo sofritos, setas, etc…

Escoger bien los ingredientes y lavarlos perfectamente antes de cocinarlos.

No hace falta que elijas un pollo honoris causa por Harvard, pero tampoco que sea el más hormonado del súper 😉 Hoy en día hay suficientes sellos de calidad en las carnicerías como para elegir un pollo que esté bien rico y sea de calidad. Si no estás seguro déjate aconsejar.

Disponer de una cazuela grande con buen fondo.

Sea una cocotte de hierro fundido, una olla inox, o incluso una olla a presión, asegúrate de que caben los ingredientes y el agua para cubrirlos y borbotear a gusto.

Empezar la cocción en frío y desespumar.

En el proceso de cocción veremos que se forma algo de espumita en la superficie que iremos retirando con ayuda de una espumadera o una cucharón. Esa espuma no es más que las impurezas que son arrastradas hacia la superficie por la grasa al calentarse poco a poco.

Retirar la mayor parte de la grasa.

Una vez hecho el caldo, lo dejaremos enfriar primero a temperatura ambiente y después en un recipiente ancho, tipo táper o la misma cazuela en la nevera. Veremos que la grasa queda arriba flotando y se retira muy fácilmente con una cuchara o un poco de papel absorbente de cocina. Si quieres puedes dejar un poquito de grasa. ¿Ves la botellita con tapón rojo de la foto? Si te fijas, arriba hay un anillo de color amarillo, que es un poco de grasa. A mi me gusta guardar algunos tarros sin nada de grasa y otros con un poquito.

Con esta sencilla receta podrás hacer más sabrosos muchos de tus platos, o también disfrutarlo tal cual, calentito, con unos pocos fideos… Además las zanahorias de la cocción también puedes aprovecharlas y guardarlas en daditos junto con parte del caldo para utilizar de base de una buena sopa. El pollo hervido también queda delicioso y se aprovecha para tomar el mismo día o al día siguiente de hacer el caldo. En las próximas semanas os iré contando más recetas e ideas para sacar partido a éste rico básico.

Una receta bien barata, saludable y de la que derivan un montón de posibilidades, ¿no os parece? Animaros con el caldito, ¡qué vaya que si apetece con éste frío!

Nos vemos pronto.

Chicken stock - Caldo de pollo - Because blog

 

Éstas son algunas de las recetas que podrás enriquecer con éste Caldo de pollo casero…

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Caldo de pollo casero

Dificultad: baja
Pax:
Imprimir Receta

RECETA DE CALDO DE POLLO CASERO

Ingredientes:

  • 1 1/2 kg de pollo limpio, eviscerado y con piel ó muslos de pollo ó jamoncitos de pollo
  • 3 zanahorias medianas limpias, enteras y si se quiere con su tallo
  • 1 cebolla roja mediana pelada y cortada por la mitad
  • 1 cebolleta tierna o 1 puerro, bien limpios y sin los hilillos de la raíz
  • 2 cucharadas de sal (y más para rectificar)
  • 2-4 granos de pimienta negra o roja
  • 2 clavos de olor
  • 2 hojas de laurel
  • 1 ramita de perejil o 1 ramita de zanahoria

Elaboración:

Introducir todos los ingredientes en una olla con fondo y llenar de agua hasta cubrir bien todos los ingredientes. Poner al fuego medio alto (6 ó 7 de 10 p.ej) a hervir durante una hora.

Revisar la cocción de vez en cuando y con una espumadera o un cucharón retirar de la superficie la espumita que sale.

A la mitad del tiempo, revisar y poner al punto de sal. No conviene que quede muy salado, ya que se trata de una receta base.

Transcurrido el tiempo, retirar el pollo y las verduras a un bol. Reservar el pollo para otras preparaciones. Pelar las zanahorias y cortarlas en daditos para reservarlas junto con parte del caldo.

Pasar el caldo por un colador fino, a poder ser cubierto con una gasa y ponerlo en una cazuela o en un taper de boca algo ancha. Dejar que se enfríe a temperatura ambiente y después meter en la nevera. Cuando el caldo se haya enfriado, retirar toda o parte de la grasa de la superficie con una cuchara o un poco de papel de cocina.

Reservar el caldo en distintos recipientes, preferiblemente tapers de pyrex, botellas de vidrio. Guardar en la nevera o en el congelador. Recuerda no llenar el recipiente del todo, si vas a congelarlo. Para descongelarlo, simplemente sacarlo y dejar que se caliente a temperatura ambiente ó poner el bloque de hielo directamente en el fuego para un descongelado exprés.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies