Go to Top

Cómo hacer pasta fresca casera

como hacer pasta fresca casera

¡Llevaba siglos queriendo contar en el blog cómo hacer pasta fresca casera!  Personalmente creo que la principal diferencia de la pasta casera con la comercial es la textura y la calidad de los ingredientes. Esto último es algo imperceptible en el plato, pero recomendable para nuestra salud. Elegir unos huevos bien frescos y unas harinas de la mejor calidad posible marcan la diferencia saludable de nuestra pasta.

La mejora en la textura, se consigue en mi opinión con la incorporación de sémola de trigo a la harina, eso sí, tratad de que ambas sean de la mejor calidad posible, lo notaréis en el amasado, para después agradecerlo también en el paladar.

como hacer pasta fresca caseracomo hacer pasta fresca casera
como hacer pasta fresca casera

 

como hacer pasta fresca casera
como hacer pasta fresca casera

Una deliciosa lasaña boloñesa, unos espaguetti con almejas o unos simples lacitos con salsa de queso, son una comida sabrosa y apetecible que será más rica y saludable si te encargas tú mismo de elaborar la pasta…Y con el temporal que nos está cayendo encima, se presenta una idea genial para este fin de semana.

Podéis convertir la preparación de la comida del sábado o el domingo en todo un plan en familia. Animaos y no dejéis de contarme qué tal os ha quedado y con qué la habéis acompañado…Os dejo todas las explicaciones en la receta.

Nos vemos pronto.

como hacer pasta fresca casera

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Como hacer pasta fresca casera

Dificultad: media
Pax:
Imprimir Receta

Ingredientes:

  • 200 gr. harina, se puede utilizar sólo harina, aunque yo prefiero mezclarla con sémola de trigo en la siguiente proporción
    • 140 gr. harina
    • 60 gr. sémola
  • 2 huevos frescos de buena calidad
  • 1 cucharadita de sal
  • más harina o sémola para el amasado

Elaboración:

1. Mezclado :

Colocar la harina en un bol o en una encimera en forma de volcán. En el centro del volcán añadir los huevos enteros o batidos junto con la sal.

Mezclaremos  los ingredientes incialmente con la ayuda de una rasqueta de panadero o un  tenedor para finalizar el mezclado con la mano. En esta fase no es necesario amasar, pero hay que asegurarse de que los ingredientes quedan bien mezclados.

Se debe formar una bola firme, suave y no pegajosa. Para controlar que la masa quede en su punto, puede convenir, en especial las primeras veces, disponer de un poco más de huevo batido para poder añadir en el caso de que la mezcla esté quedando muy seca o un poco de harina o sémola en el caso de que la mezcla esté quedando pegajosa.

Envolver la bola en papel film y reservar en la nevera durante una hora aproximadamente.

2. Amasado:

El amasado se puede realizar con rodillo o con máquina de hacer pasta. El sistema es el mismo, aunque resulta mucho más sencillo con la máquina.

Con ayuda de un rodillo, una botella o incluso con las palmas de las manos, aplanamos la masa y formamos una lámina de entre 1 y 1.5 centímetros. Espolvoreamos con sémola o harina ligeramente. Llegados a este punto comentamos el amasado:

– Con máquina:

Tendremos harina o sémola a mano para espolvorear encima de los rodillos y evitar así que la masa se pegue a los mismos.

Ponemos el grosor entre rodillo al máximo (1) . Sujetamos la lámina de pasta con una mano y con la otra giramos la manivela de los rodillos. La lámina se va amasando y cae en la encimera. La doblamos en tres, en forma de carta, y aplastamos un poco de nuevo con las manos o un rodillo, antes de pasarla de nuevo por la máquina. Repetiremos esta operación 3-4 veces.

Ajustamos el grosor entre rodillos a la siguiente medida (2) y pasamos por ella la lámina resultante del proceso anterior un par de veces. A partir de ahora no es necesario doblarla una vez pasada. Únicamente la pasamos por la máquina.

Iremos ajustando el grosor entre rodillos poco a poco hasta obtener el grosor de la lámina deseado. La lámina irá alargándose según la vamos amasando, por lo que si nos resulta más cómodo, podemos cortarla a lo ancho para que nos resulte más cómodo pasarla por la máquina.

Teniendo en cuenta de que mi máquina tiene hasta 9 posiciones,  para pasta larga, como espaguetis, tallarines, papardelle, etc. las posiciones 5-6-7 son las más recomendables. Para pasta corta como farfalle, un 6-7 es lo ideal.

– Con rodillo:

Estiramos la masa con el rodillo la lámina hasta conseguir una lámina de 1 cm de espesor aproximadamente. Doblamos en tres, en forma de carta y volvemos a estirar la masa con el rodillo. Repetimos esta operación 3-4 veces.

Continuamos el amasado con el rodillo estirando la masa y haciendo la lámina más fina poco a poco, hasta conseguir el grosor deseado.

Tendremos a mano sémola o harina para espolvorear la lámina y la superficie durante el amasado.

como hacer pasta fresca casera
como hacer pasta fresca casera

3. – Formado (formas básicas)

Una vez alcanzado el espesor deseado, espolvoreamos la pasta con sémola o harina ligeramente y procedemos al formado.

Para hacer espaguetti y  tallarines las máquinas más básicas suelen tener un cortador ad-hoc, por el que simplemente pasaremos la lámina del mismo modo que para amasarla. También podemos formarlos a mano. Para ello, doblaremos la lámina enrollándola sobre sí misma y con el paquete formado, cortaremos con un cuchillo las tiras del grosor que deseemos.

Para hacer farfalle, cortaremos la lámina en tiras de unos 2.5, 3 cm. de grosor y después colocamos las tiras y longitudinalmente las cortamos en porciones de 3, 3.5 cm. Pellizcamos cada porción por el centro para dar la característica forma de lazo y reservamos.

4.- Cocción

Ponemos al fuego fuerte una olla con fondo llena de agua con sal. Cuando el agua esté hirviendo, añadimos la pasta. Se hará rápidamente, por lo que es mejor hervir por tandas, sobre todo si hemos hecho una cantidad grande de pasta.

Al introducir la pasta en la olla, observaremos que inicialmente el agua deja de borbotear y la pasta se va al fondo. según vaya cociéndose, el agua volverá a borbotear y la pasta  irá emergiéndo a la superfcie, señal de que ya está hecha. Nunca emergerá todo de manera homogénea, por lo que conviene vigilar y controlar que toda la cantidad que estamos cocinando estálista antes de sacar.

Trata de reutilizar el agua de la cocción, tanto entre tandas, como cuando hayas acabado con toda la la pasta. Si has utilizado harina y sémola de calidad, puedes re- utilizar ese agua para hervir verduras o hacer un guiso de carne.

 

9 Responses to "Cómo hacer pasta fresca casera"

  • Virginia
    06/02/2015 - 11:57 am Reply

    Me encanta preparar pasta fresca en casa¡¡¡ Me parece sencillo y con un resultado que nada tiene que ver con la pasta fresca que se adquiere en los comercios no especializados. Un besito y féliz finde preciosa.

    Virginia “Sweet and Sour”

  • Chez Silvia
    06/02/2015 - 4:12 pm Reply

    Es un gustazo hacer pasta en casa, todo y que hace un montón que no hago, tengo que ponerme de nuevo. Besote y buen finde.

  • Aisha
    07/02/2015 - 9:42 am Reply

    Sólo he hecho pasta fresca una vez y mira que tengo la maquinita (la barata, eso sí… ajajajaaja)… pero es que la experiencia no fue gratificante para mi estómago…. Creo que quedó gruesa y no debía estar 100% bien cocida. Por eso me apunto tu receta a ver si consigo cogerle el punto y así hacer pasta en casa, que sobre todo me gusta la rellena pero no me gusta comprar la comercial porque no sé lo que le meten.
    besos!!!

  • Laura
    21/02/2015 - 2:56 pm Reply

    Me encanta hacer pasta casera, es una de esas cosas que aunque sean algo laboriosas me dan muchísima satisfacción. Lo mismo que me pasa con el pan.
    Cuando no tengo tiempo no puedo permitirme el lujo de hacer ni la una ni la otra, pero ahora que he activado de nuevo el modo cocinillas ya tengo planeada alguna receta con rica pasta casera.

    Eso sí, yo la hago solo con harina.
    Tengo que probar lo de la sémola, sin duda. A ver que tal.

  • Patricia
    20/04/2015 - 10:48 pm Reply

    Hola! Quisiera saber si la semola de trigo puede ser reemplazada por semola de maiz. Gracias.

    • Laura
      20/04/2015 - 10:50 pm Reply

      Hola Patricia, la verdad es que no lo he probado nunca. ante la duda, la sustituiría por harina común, que también queda de maravilla.

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies