Go to Top

Guisantes lágrima al vapor con chalota confitada y huevo

Guisantes al vapor - Because blog

 

Guisantes al vapor - Because blog

Guisantes lágrima - Because blog

Guisantes lágrima - Because blog

Los guisantes lágrima son uno de esos productos de los que hay que probar si o si…claro que la cosa está difícil, lo reconozco. Además de ser el fruto de una cosecha muy limitada y difícil de conseguir, su precio puede disuadirnos. Si bien os aseguro que merece la pena darse el capricho alguna vez, al menos probarlos.

Se trata de un guisante muy pequeño y de textura crujiente, de sabor muy vegetal y un punto dulce. Cuando lo pruebas en crudo tienes la sensación de estar comiendo guisantes de verdad… esa sensación de retrotraerte a la infancia cuando los sabores eran más intensos, no sé bien si porque realmente lo eran o si porque nuestra mente era más pura y sabía saborear mejor. Se cultiva en la zona costera guipuzcoana, dónde las condiciones de humedad son las idóneas y se recolectan al alba para evitar que el sol recaliente la vaina y evitar a sí que la savia presente en los granos se convierta en almidón. Por eso tienen ese sabor tan vegetal que os comentaba. Merece la pena que si tenéis oportunidad los probéis también en crudo, son una auténtica delicia tal cual.

Poca compañía les hace falta a estas joyas, la que yo os propongo es sencilla, a la vez que potencia y redondea el sabor del plato sin restarles un ápice de protagonismo a los guisantes. Un poco de chalota dulce confitada con un excelente aove y un par de huevos escalfados o pasados por agua.

La temporada es corta, si tenéis oportunidad no dejéis de probarlos. Eso sí, son difíciles de  encontrar, yo los consigo gracias a mi amigo Asier que los compra directamente a una baserritarra. Pero la tarea de comprarlos es tremendamente complicada, ya que  la producción es muy limitada y la mayor parte se la llevan los restaurantes que quieren ofrecer este producto tan selecto en su carta.

Y más complicado aún que comprarlos, os aseguro que es no terminarselos antes de cocinarlos 😉 Pelarlos es muy sencillo pero lleva su tiempo. Lo mejor es pedir colaboración en casa y así la tarea se comparte y el tiempo se acorta. Eso si, hay más bocas para picotearlos que si lo hace sólo…La última vez que los he preparado, de 2 kilos con sus vainas, ha salido medio (escaso) pelados.

Lo cierto es que crudos son un auténtico manjar, pero sin duda también lo son cocinados. Hoy he reeditado esta receta de hace un tiempo en la que proponía  cocinarlos escaldados y rehogados con un poco de vino blanco después, para añadir otra manera de prepararlos: al vapor. Una receta que preserva la delicadeza de estas pequeñas gemas vegetales y  que podrás adaptar a cualquier tipo de guisante. Eso sí, trata de que sean lo más finos posibles y adapta los tiempos de cocción a su tamaño y a tu propio gusto. Ánimo, con la receta, es fácil y sabrosa…¡¡y de lo más saludable!!

Feliz comienzo de semana, nos vemos pronto.

Guisantes lágrima - Because blog

 

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Guisantes lágrima con chalotas confitadas y huevo - Teardrop Peas with Olive Oil Coated Shallots and Egg

Dificultad: baja
Pax: 4
Imprimir Receta

(ENGLISH VERSION BELOW)

Preparación al vapor:

Ingredientes:

  • 400-500 gr. de guisantes lágrima pelados
  • 2 huevos frescos pequeños
  • 4-5 chalotas pequeñas
  • 4-5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 ramita de perejil picado (opcional)
  • sal en escamas

Elaboración:

Pelamos las chalotas y las cortamos en juliana. Las ponemos a fuego bajo en un cazo junto con el aceite de oliva hasta que estén transparentes. Reservamos.

Ponemos agua a hervir a fuego fuerteen una cazuela y colocamos la vaporera ecima. Si vamos a utilizar una vaporera de bambú cubrimos la base con papel de horno. Si no tenemos vaporera, podemos utilizar un colador grande colocado encima de la cazuela sin que toque el agua. Cuando el agua hierva, colocamos los guisantes. Mejor en dos tandas, ya que se harán de una manera más homogénea. Tapamos con la tapa de la vaporera si tenemos, o con la tapa de la cazuela si no. Dejamos que se hagan durante 4 minutos y probamos. En función de nuestro gusto y del tamaño de los guisantes, vamos probando y dejando más tiempo hasta que estén a nuestro gusto y los retiramos del fuego.

Podemos servirlos en la misma vaporera o en una fuente aparte. Los mezclaremos con un poco de perejil picado (si se quiere), la chalota confitada y parte de su aceite y unos huevos que pueden estar preparados a la plancha o pasados por agua.

 

Preparación escaldados:

Ingredientes:

  • 400-500 gr. de guisantes lágrima pelados
  • 2 huevos frescos
  • 4-5 chalotas pequeñas
  • 4-5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 copa de vino blanco
  • sal en escamas
  • pimienta negra recién molida (opcional)

Elaboración:

Pelamos las chalotas y las cortamos en juliana. Las ponemos a fuego bajo en un cazo junto con el aceite de oliva hasta que estén transparentes. Reservamos.

Escaldamos los guisantes en agua hirviendo con sal durante unos 10 minutos o hasta que veamos que tienen el punto que nos gusta. los escurrimos en un colador y reservamos el caldo de cocción. Ponemos en una cazuela junto con las chalotas y su aceite y el vino. Rehogamos unos minutos y añadimos un par de cucharadas del caldo de cocción. Dejamos que se integren los jugos y servimos en una fuente junto con un par de huevos fritos o escaldados. Espolvoreamos un poco de sal en escamas y pimienta molida sobre el huevo.

TEARDROP PEAS WITH OLIVE OIL COATED SHALLOTS AND EGG

Steamed:

Ingredients:

  • 400-500 g peeled teardrop peas
  • 2 fresh, small eggs
  • 4-5 small shallots
  • 4-5 tbsp extra virgin olive oil
  • salt flakes

Directions:

Peel the shallots and cut into julienne strips. Put them on a pot at low heat with the olive oil until they become transparent. Set aside.

Make water boil in a cooking pot at high heat and put the steamer on top op it. If we are using a bamboo steamer we cover the base with oven paper. If we don’t have a steamer we can use a big strainer on top of the cooking pot without it touching the water. When the water boils, put the peas. It’s better to do it in two batches, so that the final result is more homogeneous. We cover the steamer with the lid. We cook the peas for 4 minutes and try. When they are cooked we remove from the heat.

We can serve on the steamer or on a different platter. We mix it with chopped parsley (optional), sugar coated shallots and griddled or soft boiled eggs.

 

Blanched:

Ingredients:

  • 400-500 g teardrop peas
  • 2 fresh eggs
  • 4-5 small shallots
  • 4-5 tbsp extra virgin olive oil
  • 1 glass of white wine
  • salt flakes
  • freshly ground black pepper (optional)

Directions:

Peel the shallots and cut into julienne strips. Put them on a pot at low heat with the olive oil until the become transparent. Set aside.

Blanch the peas in boiling water with salt for 10 minutes or until we see they are cooked. Drain with a strainer and set aside the cooking water. We put the peas in a cooking pan with the shallots and their olive oil and the wine. Sautee for some minutes and add a couple of tablespoons of the cooking water. We let it settle and serve on a platter with griddled or soft boiled eggs. Season with some salt flakes and black pepper.

 

 

Notas:

Reservad el caldo de cocción para hacer una sopa o un arroz.
Puedes utilizar huevos de codorniz o de perdiz roja en lugar de huevos de gallina, para que sean más pequeños y resulten de bocado.
El punto de los guisantes es muy relativo al gusto de cada uno, por eso no indico exactamente cuánto tiempo ponerlos al fuego, ya que es preferible ir probando y sacarlos al gusto.

12 Responses to "Guisantes lágrima al vapor con chalota confitada y huevo"

  • Marhya
    09/06/2014 - 9:48 am Reply

    Cultivados en casa y cogidos al punto, la mayor parte de los guisantes de jardín son así. Yo otras primaveras he tenido, ésta por desgracia no. Los cogíamos chiquititos, tiernos. Es una pena tener de casa y dejarlos grandes y duros como canicas, para eso no merece la pena el esfuerzo 😉
    Feliz día.

    • Laura
      09/06/2014 - 9:53 am Reply

      Estoy totalmente de acuerdo contigo, los tiernos son un manjar y merece la pena el esfuerzo. Nunca los he cultivado, pero me encantaría la verdad, eso ya si que tiene que ser un lujazo!

      Besos y feliz día!

  • mon
    09/06/2014 - 11:43 am Reply

    Qué maravilla de guisantes…no los conocía. Obviamente algo así, se come casi solo… Perfecta elección!

    • Laura
      09/06/2014 - 11:50 am Reply

      Son una maravilla Mon, te confieso que hubo como 50 gr que no llegaron a cocinarse porque no podíamos parar de picotearlos crudos 😉

      Un ebeso grande y feliz semana!

  • Pilar. Cook and Spoon
    09/06/2014 - 6:53 pm Reply

    Me temo que esta variedad en concreto no llegará a mis manos fácilmente y que me tengo que conformar con babear delante de la pantalla. La verdad es que este año no he encontrado muy buenos guisantes. Un arroz con ese maldito debe ser una maravilla. Besos.

    • Laura
      10/06/2014 - 12:00 pm Reply

      Vaya Pili, pues es una pena que no hayas encontrado guisantes buenos…el año que viene será ;)) porque ya estamos terminando la temporada.

      Un beso grande!

  • AnaHechoenlapropriété
    10/06/2014 - 12:26 am Reply

    Si señora, un producto de culto, y delicioso…. Digo yo, porque la menda no los cató, aunque si me voy a animar… Pero para el año que viene que este está lleno de obras. El plato,perfecto, sin restar protagonismo al producto, y las fotos muy chulas. Un abrazo.

    • Laura
      11/06/2014 - 8:57 am Reply

      Gracias Ana, estos guisantes te encantarán cuando los pruebes, lo sé seguro…Habrá que esperar al año que viene cuando hayas acabado las obras y los puedas degustar en tu flamante proprieté 😉
      Besos grandes!

  • nuria
    05/05/2016 - 1:13 pm Reply

    hola, me encanta tu blog y sigo muy de cerca tus recetas.
    Me encantan los guisantes pero no sabía que existían los guisantes lágrima.
    sabes dónde los puedo comprar en Bilbao o por alguna web?
    mil gracias

    • Laura
      05/05/2016 - 1:19 pm Reply

      Hola Nuria, me alegro de que te guste el blog 🙂

      Yo lo he intentado en Bilbao y no lo he conseguido. La verdad es que son bastante defíciles de conseguir, porque la producción es pequeña y se va casi toda para los restaurantes. Yo otros años lo he intentado en Alex y soler (Colón de Larreátegui) que me consiguen muchas cosas especiales, pero los guisantes lágrima no pudieron…puedes preguntar allí o igual en el percado de la Ribera, a ver si con un poco de suerte…
      De todos modos, la receta la puedes hacer con guisantes normales, compra los más tiernos que encuentren, preferiblemente que no sean muy grandes ni tengan la vaina excesivamente dura, y el resultado será delicioso también.
      ¡¡Un abrazo Nuria!!

      • nuria
        09/05/2016 - 12:34 pm Reply

        Mil gracias por tu ayuda! voy a ver si consigo encontrarlos.. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies