Go to Top

Mermelada de melocotón

 
Hace apenas unos días supe de la propuesta de Manu, del blog Cocinando con Catman, de celebrar el tercer aniversario de su blog cocinando sonrisas. Es un reto interesante, ya que esta vez, no se trata sólo de aportar platos que nos gusten, sino de compartir  un trocito de nuestras vidas, o de nuestros pensamientos, o de nuestra fantasía…o en definitiva… de algo que forme parte de nosotros mismos y que haga sentirse bien a quien lo lea. Que le provoque una sonrisa, que le deje con buena sensación. 

Para participar con Manu, hoy Because #cocinaunasonrisa con esta  sencilla mermelada de melocotón, con la satisfacción de haber recogido ya unas cuantas. Os cuento por qué, a ver si también consigo sacaros las vuestras.

 
 
A principios de este mes, mi querida Begoña, excelente alumna y mejor hija, ha comenzado su experiencia universitaria a unos cuántos kilómetros de casa. Con mucha alegría pudo permitirse el lujo de poder estudiar lo que quería, en la universidad que quería, pudiendo haberse quedado en casa escogió el camino del esfuerzo.
Y aunque “currar” es su punto fuerte, si hay algo que le cuesta un esfuerzo titánico, es madrugar.  De pequeña, se levantaba prontísimo incluso los fines de semana. Venía a mi cama y me levantaba el párpado tirando con su deditos de mis pestañas hacia arriba:  “¡Hola! , ¿el bibe? “, soltaba tras una amplísima sonrisa…Pero esos tiempos pasaron y a punto hemos estado varias veces de contratar los servicios de grúas Aldaiturriaga para conseguir que se despegase de las sábanas. Tanto le costaba, que a menudo tenía que ir al colegio sin apenas desayunar, con lo que ello conlleva, en especial tratándose de alguien que se esfuerza tanto en todo lo demás.
 
Hasta que por fin,  llegaron los desayunos Why y el vaso de leche con galletas fue sustituido por   una generosa fuente de fruta fresca de varios colores recién cortada, pan artesano tostado, leche fría o caliente dependiendo del día y mermelada…Todo ello esperando en la mesa de la cocina a las 6.45 de la mañana. ¿Cuáles serán los colores de la fruta de hoy? ¿El pan de qué tipo será? ¿mermelada casera …de qué fruta?….alicientes suficientes para dedicarle unos estupendos 15 minutos a la comida más importante del día 😉
 
 

Ahora vive en una Residencia de estudiantes, y aunque las monjas son encantadoras y se preocupan de que las chicas lleven una alimentación sana y equilibrada, como os podéis imaginar, los desayunos no son lo mismo…de hecho, no son ni parecidos. Se limitan a pan, leche y café o cacao para echarse en él. 

Si bien, la cantidad de novedades de su nueva vida suponen suficiente aliciente como para levantarse con tiempo de desayunar, véase: charlar un rato con las compañeras que están viviendo la misma experiencia que ella, llegar a tiempo a clase para conseguir un buen sitio,…que no entra tan pronto como en el cole ;)), etc…Todo ello influye y compensa seguro la diferencia entre un desayuno y otro.
 
 

No obstante, no he podido evitar la tentación de colarme esta semana en su desayuno, en forma de tarro de mermelada. Una deliciosa y dorada mermelada hecha con unos sabrosísimos melocotones de Calanda, que ha podido tomar frescos este finde en casa. Y es precisamente este tarro el motivo por el que, como os decía al principio, ya he recogido varias de sus sonrisas: una cuando le conté mis intenciones, otra (muy muy grande) cuando se la di a probar y por fin otra cuando vio lo mono que le había puesto el bote y lo metió en la mochila. 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
   


Espero que le saque una sonrisa mañanera cuando se la tome y que provoque más sonrisas cuando la comparta, pero sobre todo sobre todo, espero…¡¡que venga pronto a por más!! ;))







 

Manu, a tí se te dan muy bien estas cosas, ya te lo he dicho en varias ocasiones. Yo no suelo hacer entradas tan personales, pero entre esta y la anterior, al final le voy cogiendo el tranquillo, eh? ;)). Espero haberme aplicado y ojalá que consiga que quien lo lea pase un rato agradable.

 
Os dejo ya con la receta, que por cierto es sencilla y estupenda…






Receta Mermelada de melocotón

INGREDIENTES

2 melocotones limpios y pelados
2 cucharadas soperas de azúcar
1 cucharadita de agar-agar (opcional)

INSTRUCCIONES

Uno de los melocotones se corta en trozos y se hace puré.
Para que queden trocitos de melocotón, el segundo se corta en gajos. Si quieres que no te queden trocitos, haz puré ambos melocotones.
Pon los melocotones con el azúcar a fuego medio. Cuando estén calientes, añade el agar-agar. El objetivo de este ingrediente es que quede una mermelada más gordita sin necesidad de añadir más azúcar, utilizando productos naturales. si no lo empleas, simplemente la mermelada quedará algo más líquida, pero igual de rica.
Deja la mermelada al fuego durante una hora aproximadamente.
Retira y deja que se entibie antes de introducir en un tarro de cristal.
A poder ser, reservar en la nevera.

Notas:

Cantidades para un tarro pequeño de unos 200- 250 gr. dependiendo del tamaño de los melocotones.
Los melocotones de Calanda son firmes y súper sabrosos, en mi opinión los ideales para esta mermelada.
Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Dificultad:
Pax:
Imprimir Receta

15 Responses to "Mermelada de melocotón"

  • Manu CatMan
    17/09/2013 - 8:14 am Reply

    Fabulosa entrada!!! Que orgullo de madre y como la echas de menos!
    Se que lo tuyo bo es contar cositas y por eso agradezco el esfuerzo doblemente.
    Gracias por formar parte de este rosario de sonrisas y tranqui, ve dra pronto a verte 😉

  • Laurel y Menta
    17/09/2013 - 12:15 pm Reply

    Laura, nosotras queremos un desayuno así el Why eh? como el que le preparas a Begoñaaa

    Qué gozada, para nosotras el momento desayuno es el ideal, casi quieres dormir pronto para que llegue ese ratito.

    Una mermelada excelente, qué afortunada con esos melocotones ricos!!!

    un abrazo y nos ha gustado conocerte algo más.

  • Isabel Morenisa
    17/09/2013 - 1:28 pm Reply

    Fantástica entrada!!
    A mi me has arrancado esa sonrisa buscada… que no haríamos las mamas por nuestr@s hij@s, verdad??
    Mucho la echas de menos, pero estoy segura de que ella te echa a ti lo mismo o más.
    La mermelada se ve deliciosa.
    Un besazo y suerte!!

  • Thermo Alicia
    17/09/2013 - 3:57 pm Reply

    Eres única en cualquier campo que quieras tocar!!!!!!!!!!!!!
    La mermelada deliciosa, el color fabuloso y sonrisa grande.
    Besazos.

  • abril
    17/09/2013 - 6:22 pm Reply

    Qué bonita entrada!!!! Me ha encantado!!! y me ha sorprendido… no imaginaba que tenías una hija universitaria, te hacia una jovencita de 20 pico años!!!! (esto supongo te halagará!!!!).
    Me ha encantado tu mermelada y tu sonrisa.. me la has provocado evocando esos desayunos caseros y esos otros que uno empieza a tomar fuera de casa, ahí…sabes que las cosas van a cambiar y aprecias lo que tenías en casa…. Me encanta la vajilla!!!!
    Un beso!

  • itziar
    17/09/2013 - 9:33 pm Reply

    Que entrada más dulce y cariñosa! Me ha encantado! Seguro que a Bego le va fenomenal y si además cuenta con “éstas ayudas” lo tiene muy fácil!

  • María José - Honey and Figs
    18/09/2013 - 11:03 am Reply

    Me pasa lo que a abril, que no te hacía con una hija universitaria. Pero sí que es verdad que el tiempo pasa rapidísimo, es el último año de Consuelo en el instituto, el año que viene me pasará igual que a ti…
    Me ha encantado la entrada, y por supuesto, me ha arrancado una sonrisa, que es de lo que se trataba. Y cómo no levantarse a desayunar con esa mesa que has preparado…. es una delicia.
    Un abrazo, y gracias por compartir un trocito de tu vida con nosotros.

  • Bavette
    18/09/2013 - 9:52 pm Reply

    Una gran sonrisa, me encanta, y la receta me la llevo con tu permiso que estoy empezando a hacer mis pinitos en el mundo de las mermeladas, mucha suerte.
    Besotes.
    Ettore

  • Las salsas de la vida
    19/09/2013 - 6:56 pm Reply

    yo es que ahora necesito imperiosamente un desayuno Why!
    me ha encantado leer la historia de tu niña, me has hecho reir con eso de que te tiraba de las pestañas solicitando su ración de bibe! jajaja!!!
    No hay como un buen desayuno para estar toda la mañana en ON, y si entre los manjares hay una mermeladita casera tan buena como la que has hecho, mejor que mejor!!! me ha encantado este post!

    Besiños salseros Laura!

    Tito

  • Mayte
    19/09/2013 - 7:19 pm Reply

    Mi madre sufría horrores cuando nos íbamos, bueno aún lo resiente! Pero yo estaría más que feliz de volver a casa por mñas y más de tu jalea es una gozada!!!!

    Mil besos:D

  • cocido de sopa
    19/09/2013 - 9:38 pm Reply

    Cómo me gustaría llevarme la sonrisa de una cucharada de mermelada en el desayuno, pero me levanto más pronto aún que tu hija, y no me apetece ponerme con la rutina de tostar pan y untarle mermelada, y eso que me gusta mucho, pero voy a lo rápido. Eso sí, nunca salgo de casa sin haber desayunado. Justamente hoy se lo comentaba a una amiga.

    No te hacía yo con criaturas en edad universitaria, que pensaba yo que eran más pequeñines. Esa es otra sonrisa: verles crecer y desarrollarse felices por los logros que consiguen y que indirectamente también se revierten en vuestra felicidad como padres.

    Mucha suerte en el concurso de Manu.

    Besos!!

  • thecookrocker
    22/09/2013 - 8:17 am Reply

    Buenos días bonita!

    Me ha encantado la entrada, desde luego que a mi sí que me has sacado una sonrisa bien grande para tu colección. Un beso a Begoña también! Yo tengo 22 añitos y todavía recuerdo mi primer año en la residencia y lo que echaba de menos a ama y aita 🙂

    (La mermelada, impresionante :P)

  • Aisha
    23/09/2013 - 9:36 pm Reply

    Qué bonito!!! El desayuno why me encanta!!! 🙂
    Muchos ánimos a tu hija, que está en una etapa maravillosa de la vida y tiene la suerte de poder elegir lo que quiere estudiar 😉
    Y la mermelada de melocotón tiene una pinta estupenda!!!
    besos

  • Naroa Calatayu
    26/09/2013 - 10:32 pm Reply

    Hola, he dado un vistazo por tu blog y la verdad que me ha encantado tus recetas, presentaciones, me quedo por aqui, si me permites, te invito a visitar el mio http://madamenaroa.blogspot.com/, saludos desde Uruguay, Sudamerica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies