Go to Top

Pavlova con relleno al estilo pastel ruso de Bilbao y mis consejos para que te quede fetén

Pavlova - Because blog

Pavlova - Because blog

¿Qué tal? ¿Cómo va eso? ¡¡Quién me iba a decir a mi que mi primera publicación del año iba a ser éste pecaminoso postre!! Pavlova, Pues ya ves, conseguí sacar estas fotos en un minuto entre los preparativos el día de nochevieja porque me parece un postre tan delicioso y resultón que me moría de ganas por compartir la receta.

Pavlova - Because blog
 
Por si nos las conocéis, son un merengue que se seca en el horno, y aunque visualmente parecen pastelitos cremosos, en realidad su textura es seca y crujiente por fuera con un paladar suave en su interior. Las Pavlova se suelen rellenar con diferentes cremas al gusto, pero a mi se me antoja proponeros la favorita de casa, que no es otra que con un relleno de mantequilla, al estilo de los pasteles rusos típicos de Bilbao, que son los primos hermanos de éstas pavlova, sólo que son frutos rojos y en formato cuadrado.

Os recomiendo este postre, por bueno, bonito, barato…es increíblemente rico y resultón a más no poder, si tienes invitados no lo dudes, éste postre está hecho para esas ocasiones. Echa un ojo a la receta, te doy los trucos para que te quede fetén, pero aqui ya te adelanto que lo primordial es que el merengue quede bien firme y moldeable y que tengas paciencia con el horno. En especial ésto último es la clave para que quede bien crujientes y blancas. Merece la pena que hagas las pruebas necesarias hasta que ajustes tu horno a la temperatura/tiempo para que te quede la textura perfecta. Yo lo hice así y el resultado lo vale, os lo aseguro 🙂

Feliz y dulce entrada de año, y gracias por acompañarme…

¡Nos vemos pronto!

 

Pavlova - Because blog

Guardar

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Pavlova

Dificultad: media
Pax: 8-10
Imprimir Receta

RECETA DE PAVLOVA

Ingredientes:
  • 150 gr. de clara de huevo
  • 200 gr. de azúcar glass
  • 1 cucharada sopera de maicena
  • 1 cucharada sopera de vinagre de vino blanco
  • para el relleno de mantequilla:
    • 500 gr. de nata para montar
    • 2 cucharadas de azúcar blanco
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • para decorar:
    • azúcar glass
    • frutos rojos (opcional)
Elaboración:

Ponemos las claras en un bol grande y las ponemos a punto de nieve con una batidora de varillas. Seguimos batiendo hasta que vayan endureciendo y añadimos con una cuchara sopera el azúcar poco a poco. Una vez el merengue esté bien durito y se formen picos, dejamos de batir. Añadimos la maicena y el vinagre y  volvemos a batir con las varillas hasta lograr un merengue firme pero a la vez moldeable.

Colocamos papel sulfurizado encima de una fuente de horno y dibujamos con un lápiz el contorno en el que colocaremos después el merengue. Con ésta cantidad sale una pavlova de unos 20-22 cm de diámetro y 6-8 pavlovas pequeñas. También podemos hacer dos discos de unos 3 cm. de grosor y después montar la pavlova en dos partes con el relleno por el medio.

Ponemos el merengue en el papel con ayuda de una espátula y un cuchillo de mesa (sin sierra). Podemos darle la forma que queramos, con picos, con curvas suaves…como prefieras, pero deja el un pequeño hueco en el interior, de tal modo que tenga menos grosor que los bordes, para que de éste modo se vaya secando el merengue de manera uniforme. Además nos servirá para apoyar el relleno después.

Introducimos la pavlova en el horno precalentado a 150 grados, pero lo bajaremos a 90-100 en ese momento. En mi horno y para ésta cantidad de merengue, a 90º  las dejo tres horas y media y después toda la noche en el horno apagado para que sigan secándose.

Problemas que pueden ocurrir y cómo evitarlos:

  • Que quede el exterior amarillento o tostado y el interior chicloso, es indicativo de que la temperatura era demasiado alta. Paciencia y déjalas todas las horas que hagan falta, pero a poca temperatura para que se sequen, por dentro, pero estén bien blanquitas por fuera.
  • Que queden blancas por fuera pero sin secar del todo por dentro. En este caso, sigue horneando a la misma temperatura.

Para comprobar que están bien hechas, transcurrido el tiempo, pincha con un palillo por la parte más gruesa hasta que notes que el interior está seco y duro.

Puedes rellenarlo con crema de limón o de naranja, crême frâiche, nata montada o como te propongo aquí, con una mantequilla al estilo de los rusos típicos de Bilbao. Para hacerla monta la nata con una batidora de varillas junto con el azúcar y la vainilla, hasta que se separe la mantequilla del suero de leche o buttermilk.

Guarda el buttermilk para un bizcocho o tomarlo tal cual e introduce la mantequilla en una manga pastelera de boca ancha. Rellena la pavlova con la mantequilla , añade si quieres unos frutos secos y espolvorea con azúcar glass.

Reservar en un lugar fresco y seco y servir con un cuchillo afilado para evitar que el merengue seco se cuartee al cortarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies