Go to Top

Quesadillas de pollo y pesto para una tarde nublada de verano

quesadillas de pollo y pestoquesadillas de pollo y pesto

La tarde se presentaba incierta. No estamos acostumbrados por el norte a tantos días de buen tiempo seguidos y cuando se nubla nos quedamos descolocados. Sabemos que una tarde gris en Bilbao puede ser un cielo espléndido en la playa… ¿vamos? ¿y si allí también está gris? ¿y si llueve? . Nos costó un rato y un par de nespressos decidir quedarnos y cocinar algo juntas. Al fin y al cabo no hay muchas oportunidades  a lo largo del año para hacerlo de manera tan relajada. Sin deberes ni clases de idiomas, sin horarios…

Inés ojeó un par de libros de cocina antes de proponer las quesadillas. No encajaban en absoluto en la dieta ligera de las últimas semanas y seguramente por eso nos apetecieron tanto. Romper la monotonía de los días de arena, sol y mar con un poco de dirty food nos pareció una gran idea.

Salimos a La Manducateca para proveernos de un par de quesos ricos y fundentes con los que llevar a cabo nuestro plan. Elegimos dos,  Raclette y Pasiego. El primero más aromático, el segundo más natoso, ambos de vaca e ideales para nuestras quesadillas. Quesos de suave sabor y fuerte personalidad.

Todo lo demás fué fluyendo…El omnipresente-en-casa pesto, al que esta vez añadimos unas espinacas, los tomatitos cherry confitados en aceite y unas pechugas de pollo a la plancha que nos propuso añadir Lexuri de La Manducateca y que era casi, o sin casi, el único toque light de nuestra cena 😉

Risas, conversaciones profundas sobre los argumentos de nuestras series favoritas, y unas quesadillas de pollo y pesto ricas hasta decir basta…en el balance ganador de esta cena de verano en un día nublado.  Apenas pude sacar un par de fotos rápidamente y me pareció que el relleno, que era un escándalo de rico, tenía que verse bien, así que preferí invertir el poco tiempo (las quesadillas hay que tomarlas de inmediato) y la poca luz (con la cháchara se nos echó la noche encima), en inmortalizarlo.  Espero que os resulten apetecibles y cualquier tarde nublada de estas, os animés a preparalas en buena compañía. Y que las disfrutéis tanto como nosotras lo hicimos.

Nos vemos pronto.

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Quesadillas de pollo y pesto

Dificultad: baja
Pax: 4-6
Imprimir Receta

Ingredientes:

  • 8 tortillas de maiz o de trigo
  • 1 pechuga de pollo en filetes finos
  • 20-30 tomatitos cherry confitados en aceite
  • 1 puñado de hojas de espinaca frescas
  • 200 gr de queso fundente desmigado o rallado con un rallador grueso
  • Para el pesto:
    • 1 puñado de hojas de albahaca fresca
    • 1 puñado de espinacas frescas
    • 1 cucharada de las de postre de piñones
    • 3-4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    • 1 cucharada de queso parmesano o pecorino rallado
    • sal y pimienta al gusto

Elaboración:

Preparamos el pesto. Para ello podemos poner en una maquina picadora todos los ingredientes excepto la sal y la pimienta. Picamos bien y salpimentamos al gusto. Si queremos hacerlo al modo tradicional, ponemos en un mortero la albahaca y las espinacas  junto con los piñones y macahacamos con el mazo. Añadimos el aceite en chorrito suve sin dejar de remover con en mazo hasta que la salsa esté ligada. ponemos al punto de sal. Reservamos.

Pasamos los filetes de pechuga por una sartén untada en aceite y los retiramos cuando se hayan hecho por dentro y su exterior esté dorado.

Ponemos en una plancha a fuego medio una totilla de maíz y unamos la parte superior con un poco de pesto. Retiramos  y reservamos. Ponemos otra tortilla en la plancha y encima repartimos el queso desmigado, de tal modo que dejemos una distancia de un par de centímetros en el borde, ya que el queso al derretirse se expandirá y ocupará ese espacio. Añadimos unos tomatitos, parte de los filetes de pechuga y unas cucharadas de pesto. Cuando el queso se haya derretido añadimos alguna hoja de espinaca y/o albahaca. Cubrimos con la tortilla que teníamos reservada presionando un poco para que se adihera el queso y retiramos. Repetimos esto con el resto de las tortillas.

Servimos de inmediato cortadas en porciones.

 

Sugerencias:

Si quieres hacer las tortillas caseras, puedes utilizar esta receta de pan plano chapati pincha aquí

Puedes hacer los tomatitos confitados, siguiendo esta receta pincha aquí

 

 

 

 

6 Responses to "Quesadillas de pollo y pesto para una tarde nublada de verano"

    • Laura
      03/07/2015 - 2:13 pm Reply

      Gracias Pepi, que disfrutes preparándolas!!

      Feliz finde!

  • Ana Melm
    03/07/2015 - 5:47 pm Reply

    Yo me declaro fan de tus quesadillas, pero a pesar de ello, con tu permiso, esta vez me voy a quedar con la tarde nublada de verano 🙂

    • Laura
      03/07/2015 - 6:04 pm Reply

      Ana, eres un encanto!!
      Un beso grande y feliz finde

  • Virginia
    06/07/2015 - 11:50 am Reply

    La verdad que razón tienes, aquí entre que te decides a ir y vas, el tiempo te ha cambiado…. Es lo que tenemos. Pero tambien esos ratos de nubes y fresquito se agradecen para tener momentos como este que nos cuentas¡¡¡. Yo el fin de semana he estado igual… entre la playa con Sandra y Jose y los momentos de familia total. Bss preciosa. Por cierto quien elegió la quesadillo 10 points¡¡¡ Me apunto.

    Virginia “Sweet & Sour”

    • Laura
      06/07/2015 - 12:38 pm Reply

      Vir, qué bien que hayas podido relajarte este finde!! Tenemos que aprovechar que parece que viene buen verano ;))
      Un beso y feliz cominezo de semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies