Go to Top

Risotto de boletus. Receta tradicional y risotto horneado.

risotto de boletus

risotto de boletus

Nos gusta en casa el risotto de boletus más que a un tonto un lápiz. Y quien dice en casa, dice fuera de ella, porque lo cierto es que si en un restaurante se incluye en la carta, allá que lo probamos. Las primeras veces que lo preparamos lo hicimos con boletus frescos y aunque también así resulta delicioso (los boletus hacen delicioso cualquier plato en el que estén), la verdad es que el aroma más intenso y  terroso de los boletus rehidratados ofrece un resultado fabuloso. De este modo, además, podemos disfrutar de un buen risotto de boletus, también fuera de temoporada. Si bien, cuando es época, lo ideal es acompañarlo de un puñadito de boletus frescos salteados, tal y como os cuento en la receta.

El risotto es sin duda una de las recetas de slowfood más exitosas, no hay rincón del mundo (occidental al menos) que no se rinda a los pies de esta preparación italiana. Sin embargo, es uno de esos platos, que requiere de nuestro tiempo de manera activa, ya que implica no parar de remover en todo momento…Bueno esto si lo hacemos al modo tradicional, ya que existe otro modo de prepararlo, que apenas requiere esfuerzo.  Se trata del risotto horneado.

Leí la receta del risotto horneado hace poco más de un año en una revista de Donna Hay y me quedé algo escéptica, pero como somos tan fans del risotto y requería tan poco trabajo, un buen día la probé. Tengo que decir que queda un punto un pelín menos cremoso que el risotto “a manija”, pero es una diferencia bastante sutil …como os diría, queda a un 95%, por dar una medida. También decir, que en casa tengo a quién le gusta más este punto que el del risotto tradicional. En cualquier caso, es una opción más que recomendable para hacer un risotto, por ejemplo, un día de lunes a jueves, que vamos todos con mas prisa y no podemos estar una hora dale que te pego a la cuchara de palo. Es una manera que facilita el pegarse el capricho cualquier día de la semana. 😉

A la manera tradicional u horneado, tú eliges en función del tiempo que le puedas dedicar. Dos opciones, un resultado irresistible.

Nos vemos pronto.

Guardar

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Risotto de boletus

Dificultad: media
Pax: 4
Imprimir Receta

Ingredientes:

  • 2 tazas (400 gr. aprox.) de arroz carnaroli o arborio
  • 150 gr. de boletus en láminas y desecados
  • 5 tazas (1,5 lt aprox) del caldo de hidratar los boletus (colado)
  • 2 cucharadas soperas de mantequilla
  • 1-2 cucharadas de sal marina
  • pimienta recién molida
  • 80 gr. queso parmesano recién rallado
  • 100 gr. de boletus frescos (opcional)

Previamente habremos hidratado los boletus secos en un litro y medio de agua hirviendo, durante al menos quince minutos. Colamos y reservamos el caldo y limpiamos de los boletus los posibles restos de tierra o hierba . 

Elaboración tradicional: 

Para prepararlo necesitamos poner a fuego medio una cazuela con poco fondo y una cuchara o espátula con la que nos sintamos cómodos para remover y remover.

Poenmos la mitad de la mantequilla a calentar en la cazuela y añadimos el arroz. Removemos bien y añadimos los boletus hidratados.

Justo después comenzamos  a añadir el agua poco a poco taza a taza, sin parar de remover. Añadiremos la siguiente taza de caldo, cuando al remover con la cuchara de palo, veamos el fondo de la cazuela.

A medida que vamos viendo que se va haciendo el arroz, iremos incorporando el caldo en cantidades más pequeñas, (media taza, un cuarto de taza…) e iremos probando su punto hasta que obtengamos la textura deseada del grano.

Cuando el arroz esté a nuestro gusto de cocción, retiramos del fuego, ponemos al punto de sal y añadimos la mantequilla restante y le parmesano recién rallado.

 

Elaboración en el horno:

En una cazuela tipo cocotte o una bandeja de horno con fondo colocamos el arroz, el caldo y los boletus hidratados. Tapamos o con la tapa de la cazuela (ojo, que sea apta para el horno) o con papel de aluminio e introducimos en el horno, precalentado a 180º, durante 40 minutos.

Transcurrido ese tiempo, sacamos del horno, y ponemos al punto de sal, añadimos la mantequilla y el parmesano recién rallado y removemos bien.

Notas:

Servir recién hecho y si se desea, acompañado de unos boletus frescos, que previamente habremos laminado y salteado en una sartén, a fuego medio con un poco de aceite de oliva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies