Go to Top

Mi receta de salmorejo, cremoso y refrescante a tope

Salmorejo

No os podéis imaginar lo enganchados que estamos en casa al Salmorejo. Nuestro enganche comenzó hace años al Salmorejo de brick de una conocida marca. Sí, lo reconozco. Mi nombre es Laura, y he consumido y muy a gusto, salmorejo de brick 😉  Lo cierto es que todo lo que nos gustaba es precisamente lo que me ha llevado a elaborar mi propia receta de Salmorejo, basada en la tradicional, pero adaptada a los gustos de casa y pudiendo así escoger los mejores ingredientes en su preparación.

Importante hacerlo con tomates bien maduritos, podemos utilizar unos simples tomates pera o también en temporada optar por cualquier otra variedad, pero lo dicho, bien maduritos. Además de esto, para mi hay un par de secretillos para que quede un salmorejo fetén, excepcional, adictivo total.

El primero de ellos es un truco que le oí a Berasategui para hacer cualquier tipo de gazpacho, y es poner a macerar los tomates con el vinagre,  parte del aceite y lo más importante: la sal. ¿Sabéis ese juguillo tan rico que queda al fondo de la fuente de la ensalada de tomate y que untado con un poquito de pan es un auténtico manjar?  Pues ese juguillo es el resultado de los tomates al contacto con la sal  y al mezclarse con el aceite y el vinagre, así que si ponemos estos ingredientes a macerar durante unas horas, obtendremos este espectacular caldito para dar personalidad a nuestros gazpachos y salmorejos.

Otro truco interesante para darle un extra de cremosidad es el añadir el aceite en chorrito fino y sin parar de batir, algo similar a cómo si preparásemos una mayonesa. La textura que queda es increíble, pura crema. Una vez hecho, tiene que reposar y enfriarse bien en la nevera. Pasadas unas horas ya está listo para disfrutar. Lo puedes tomar tal cual, o al estilo cordobés, es decir, con un chorretón de aceite de oliva virgen extra y un poco de huevo picado y jamón ibérico para acompañar.

Como verás en la receta, me salgo un poco de la tradición, puesto que añado un poquito de vinagre y de cebolleta, que no aparecen el el salmorejo tradicional y también utilizo menos ajo de lo habitual. En mi opinión lo ideal es partir de la receta base de tomate, ajo, pan, aceite y sal e ir ajustándola a vuestro propio gusto. Así he hecho o y os aseguro que la receta que os propongo es absolutamente deliciosa. Puede que no sea el salmorejo más  tradicional, pero es el mío, y en casa nos rechifla 😉

Una idea que tiene mucha aceptación en la mesa es servir el jamón ibérico enroscado en unos colines o grisinis. Y si quieres, en lugar de huevos de gallina, puedes utilizar huevos de codorniz y ponerlos en mitades en lugar de picados. La presentación es todo un puntazo y el sabor en conjunto, ¡¡para qué contar!! Merece la pena hacerlo en casa 100%. Animaos, mañana empieza oficialmente el verano y estas cremas frías son lo más de lo más.

Por cierto, antes de despedirme, quiero contaros a los que sois de Bilbao y alrededores, que esta semana se celebran en el Hotel López de Haro de Bilbao las II Jornadas Gastronómicas, en esta ocasión dedicadas al cerdo ibérico y el champán francés, un maridaje original dónde los haya, ¿no os parece? Tuvimos la fortuna de degustar una muestra de lo que se ofrecerá  en el restaurante club Naútico y promete no defraudar.

Lo dicho, que mañana empieza el veranito…y aquí os dejo planes y receta para disfrutar de él…

Nos vemos pronto.

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Salmorejo

Dificultad: baja
Pax: 4
Imprimir Receta

RECETA (ENGLISH VERSION BELOW)

Ingredientes:

  • 1 kg de tomates rojos muy maduros limpios y cortados en cuatro partes
  • un poco de cebolleta (el equivalente a una cucharada de cebolleta picada más o menos)
  • 1/3 de diente de ajo pelado
  • 2 rebanadas de pan de miga dura
  • 1 cucharada de sal en escamas
  • 1 cucharada de vinagre de vino
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra (cantidad aproximada)
  • un poco de agua

Elaboración:

En un bol grande colocamos los trozos de tomate junto con la cebolleta, el vinagre y dos cucharadas del aceite. Echamos la sal por encima y removemos. Tapamos el bol y dejamos que la mezcla macere durante varias horas, a mi me gusta dejarlo toda la noche.

Colocamos en el vaso de la batidora los tomates (a veces es preferible hacerlo en dos tandas, depende del tamaño de los trozos), añadimos un poco de agua, como medio vasito más o menos, el ajo y las rebanadas de pan en trozos. Batimos a potencia máxima hasta que la mezcla esté muy homogénea y cremosa. Yo lo tengo unos cinco minutos, pero depende de la batidora y las cuchillas.

En ese momento, batimos de nuevo y añadimos el aceite restante, o parte de él, poco a poco en chorrito fino mientras se va batiendo, como si estuviésemos haciendo una mayonesa. Esto potenciará aún más la cremosidad.

Sacamos del vaso de la batidora e introducimos el salmorejo de nuevo en un bol grande o una jarra. Lo tapamos y lo metemos de nuevo en la nevera, para servirlo bien frío.

Podemos tomarlo tal cual o acompañado de huevo duro picado y jamón ibérico. Queda muy rico presentar el jamón ibérico enroscado en unos colines o grisinis.

SALMOREJO (ENGLISH VERSION)

Ingredients:

  • 1 kg red, very ripe tomatoes, washed and cut in four.
  • A little bit of scallion (the equivalent of a tbsp of minced scallion)
  • 1/3 clove of garlic
  • 2 sliced of bread, with a hard center
  • 1 tbsp salt flakes
  • 1 tbsp wine vinegar
  • 1 glass extra virgin olive oil (aprox.)
  • some water

Directions:

In a big bowl we put the cut tomatoes, the vinegar and two tbsp olive oil. We add salt and stir. Cover the bowl and let it macerate for a couple hours (I usually leave it all night).

After this, we put everything on a blender glass (sometimes it is better to do it on two rounds), and add some water (half a glass, more or less), the garlic and the bread in pieces. Blend at maximum power until the mixture is homogeneous and creamy. I usually blend for 5 minutes, but it depends on the blending machine.

Then, we blend again adding the remaining oil, or some of it, little by little, the same way we would to make a mayonnaise. This will improve the creaminess.

We put the salmorejo back into a big bowl or a pitcher and put it in the fridge, to serve cold.

We can serve it like this or with boiled eggs and Iberian ham. You can put the ham around some grissini breadsticks.

 

6 Responses to "Mi receta de salmorejo, cremoso y refrescante a tope"

  • Txuru
    21/06/2016 - 9:09 am Reply

    Laura:
    Yo también confieso mi adicción al salmorejo de super durante años, es mas hoy en día lo sigo usando para llevarlo al Muelle, ese que tanto queremos usar en verano…..es mi gran comida de verano allí, mi taza de salmorejo con huevo y jamocito.
    Eso si desde que lo hago en la THMX, creo que nada es superable, te invitaré a una buena taza cuando lo haga para el muelle, de todas formas, adaptaré tu receta (sobre todo el macerado) a mi versión light para la THMX.
    Un beso y nos vemos

    • Laura
      21/06/2016 - 9:12 am Reply

      De verdad Txuru que es difícil que hoy me hagan una proposición más apetecible..y con el solazo que hace…¿¿¿nos escapamos ya???
      ¡¡¡Qué más quisiéramos que poder!!!, jajaa
      Bueno en breve ya podremos cumplir esta cita y hacemos degustación de salmorejos en el muelle, tienes que contarme tus truquis 😉
      ¡¡Beso enorme y feliz día!!

  • Txuru
    21/06/2016 - 9:35 am Reply

    Anotado y pendiente queda…
    Usaremos a tu hija de jurado….;)
    Buen y caluroso día!!!

    • Laura
      21/06/2016 - 9:43 am Reply

      mmm, jurado parcial, me gusta 😉 jajaja
      Beso

  • Recetas veraniegas que nos han conquistado
    27/06/2016 - 9:08 am Reply

    […] vacaciones rondando por el calendario consiguen que nos apetezcan recetas típicas veraniegas: un salmorejo o una pasta con bonito del norte en escabeche, celebrando los mejores tomates del año, propuestas […]

  • Gazpacho estilo tradicional
    09/05/2017 - 9:49 am Reply

    […] he dado cuenta de que tengo publicadas varias recetas derivadas, que si gazpacho de fresas, que si salmorejo, que si tal…pero no la versión más tradicional, la básica. Huyo como de la peste de decir […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies