Go to Top

Sorbete de melocotón. Natural, cremoso y refrescante (receta con heladera)

sorbete-melocoton - Because blog

sorbete-melocoton - Because blog

Reconozco que me ha costado hacerme con una heladera… no soy muy de cacharros de cocina… o si lo soy… pero el tamaño de mi cocina, digamos que no lo tolera bien 😉 El caso es que esta primavera me hice con una y la verdad es que la diferencia es más que notable, así sí se pueden hacer helados caseros, ¡sí señor! Me apetecía estrenar la heladera en el blog con este sorbete de melocotón, entre otras cosas porque estamos en plena temporada melocotonera, pero sobre todo, porque me parece todo un hito el conseguir de una manera tan casera y sencilla un sorbete tan sumamente cremoso y con un sabor, natural a melocotón que es una pasada. Adictivo total.

Personalmente soy muy muy fan de los helados de Amorino’s. ¿los conoces? Es una franquicia internacional, que en Bilbao tienen una pequeña heladería frente al Guggenheim que siempre está de bote en bote. Me fascina, sobre todo la cremosidad de sus helados y sorbetes  y he de decir que con la heladera y esta receta, la cremosidad que se consigue es tal cual.

Otra de las cosas que me enamora de esta esta receta es su sabor intenso a melocotón. Y es que a menudo, en los helados comerciales lo que sucede es que, aunque estén ricos, el sabor original queda enmascarado con el dulzor, por lo general debido a un exceso de azúcar. En este sorbete de melocotón se reconoce y se disfruta del sabor a melocotón maduro de temporada sin lugar a dudas. Y sin más condimentos. Lo puedes tunear si quieres, pero en mi opinión la gracia de este refrescante sorbete es su sabor natural a fruta. Sin más.

sorbete-melocoton - Because blog

Eso sí, del azúcar no nos libramos… de hecho os confieso que mi primer impulso fue tratar de hacer un sorbete sin azúcar o con algún sustituto. Por supuesto que se puede hacer y de sabor quedará muy rico, pero entonces perderemos cremosidad. Todo no se puede 😉  En cualquier caso, las cantidades de azúcar son las justas y necesarias para obtener una textura de escándalo, peros sin pasarse de dulce.

Esta receta es sin duda una opción suculenta para los días de calorazo, puedes tomarlo con cuchara o en un cucurucho de barquillo, a tu elección. A mi me ha parecido una idea estupenda el reservarlo en pequeños vasitos y tener así porciones en el congelador para ir sacando escalonadamente, ya que a menudo no quieres comerte de una sola vez todo el sorbete que has preparado. O bueno, si que quieres… pero sabes que no debes 😉 También hay unos moldes de polo muy cuquis que supongo que cumplen con la misma función, peeeero, como no tengo, pues he tirado de vasito de plástico y la verdad es que me ha parecido una idea de lo más práctica y recomendable. Se me ocurre que también, si tienes invitados y quieres quedar elegantemente,  se puede presentar en diferentes vasitos de cristal.

Anímate y disfruta de esta delicia de temporada. Verás que requetebueno está… Eso sí, si no tienes heladera, y se te antoja algo parecido, te recomiendo que hagas el puré con el limón y sin el azúcar y lo pongas en vasitos con yogur, tal y como lo presentaba en este postre de crema de manzana

Fácil y sabroso…¡muy Because!… Nos vemos pronto 🙂

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Sorbete de melocotón

Dificultad: baja
Pax: 4-6
Imprimir Receta

RECETA

Ingredientes:
  • 3 melocotones maduros, despepitado y limpio (podemos dejar la piel bien limpia). (Los melocotones de Eroski Natur son un excelente opción)
  • 1/2 taza (de las de café) de azúcar blanco
  • 1/2 taza (de las de café) de agua
  • el zumo de medio limón
Elaboración:

Ponemos en un cazo a fuego medio el azúcar y el agua. Removemos y dejamos calentar unos minutos hasta que veamos que se forma un almíbar. Retiramos del fuego y dejamos que se temple.

En el vaso de una batidora de cuchillas potente, introducimos los melocotones cortados en trozos, junto con el jugo del limón y el almíbar. Trituramos a máxima potencia hasta que se forme un puré muy fino.

Dejamos que el puré se enfríe unas 12 horas en la nevera (podemos dejarlo toda una noche) y después lo introducimos en la heladera siguiendo las instrucciones de ésta. En mi caso, y creo que en general todas funcionan igual o muy parecido el proceso es el siguiente:

  • la cubeta de la heladera ha de estar al menos las 12 horas previas a la preparación en el congelador.
  • pondremos en marcha la pala de la heladera antes de comenzar a verter el puré de melocotón.
  • una vez en funcionamiento, echamos el puré de melocotón y dejamos que la heladera funcione hasta que veamos que el sorbete, en este caso, ha tomado la consistencia que queremos.
  • retiramos el sorbete de la heladera con ayuda de una espátula. Si no lo vamos a consumir de inmediato, lo introducimos en los moldes que queramos, lo cubrimos con papel film y lo dejamos en el congelador. Lo sacaremos del congelador unos 10 minutos antes de consumir.

Si no tienes heladera, y se te antoja algo parecido, te recomiendo que hagas el puré con el limón y sin el azúcar y lo pongas en vasitos con yogur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies